No sólo una cara bonita

Las tendencias cambian; Hoy las marcas se enfrentan al reto de innovar y estar a la altura de la demanda de las nuevas generaciones. Definitivamente, hay nuevos motivos para que una marca sea elegida como la predilecta y genere fidelidad. Si quieres conectar y acercarte al mundo de los jóvenes, es vital que conozcas qué guía sus hábitos de consumo. ¿Sabes qué factores influyen a la hora de elegir una marca de Belleza y Cuidado personal?

 

No testear en animales, el factor número uno. El rubro de Moda y Belleza no es la excepción a una tendencia que marca fuerte las decisiones de los jóvenes: Su compromiso con las causas sociales. Frente a una generación que se involucra con causas con las que se identifican, también se identifican con las marcas que participan activamente y muestran un compromiso a largo plazo, queriendo generar un impacto positivo en la sociedad. De allí nace una relación de entendimiento mutuo y confianza que, en última instancia, se traduce en fidelidad de marca.

 El segundo factor, que ofrezca experiencias y trucos profesionales. Nada mejor que ver un tutorial de make up y poder maquillarse en casa como si fuera todo un especialista en el tema. Los jóvenes son apasionados de cultivar nuevos hobbies y habilidades que los definan y los tutoriales son el medio predilecto para hacerlo. Los tutoriales no sólo dan valor al usuario sino que refuerza el valor de marca. Ayuda al consumidor a entender en mayor profundidad cuál es el uso específico de cada producto y aumenta la posibilidad de ampliar la gama de productos que consumen. 

Ofrecer experiencias de prueba, el tercer factor, connota la importancia de acercar los productos al target desde un enfoque proactivo. Que puedan experimentarlos a través de alguien que los entienda, les hable de tú a tú y los haga sentir únicos, enseñándoles tips de belleza que no podrían adquirir más que por el contacto directo con la marca. Es fundamental entonces que la marca sepa los ámbitos en dónde los jóvenes se mueven y tomar la iniciativa. Ser quién se acerque primero, mostrar los productos y generar esa relación de confianza de primera mano.

 Estos tres factores, no testear en animales, adquirir conocimiento de los productos a través de tutoriales y tener experiencias con la marca de primera mano, reflejan una tendencia que ha llegado para quedarse. Para llegar a los consumidores jóvenes las marcas deben tener una actitud proactiva y de acercamiento, estar alineada con sus ideales y ofrecer un valor agregado. Y esto aplica no sólo a las marcas de belleza, sino a todos los productos dirigidos hacia los Millenials y Zoomers.

En definitiva, los jóvenes siempre están buscando en las marcas algo innovador con lo que se identifiquen, que los haga sentir únicos y entendidos. Hablar el mismo idioma es entenderse y generar una relación a largo plazo.

Puedes compartir este artículo en:

    ¿Necesitas de nuestros servicios? Tanto si eres empresa como universitario, escribe tu propuesta o duda y te responderemos lo antes posible.

    Tu nombre


    Tu correo electrónico


    Tu mensaje

    Ponte en contacto con nosotros